COMPAÑÍA MINERA CAP ANUNCIA EL INICIO DE UN NUEVO PROYECTO

by / Martes, 01 Agosto 2017 / Published in Región
d8fc8a359accd7894dcbd989398acc9d_L

La puesta en producción de Pleito está proyectada para fines de este año y contempla la creación de entre 150 y 200 puestos de trabajo.

Un nuevo proyecto minero pondrá en marcha a fines de este año CAP Minería. Se trata de la iniciativa “Extracción de Minerales de Hierro en Distrito Pleito”, que se emplaza en la región de Atacama, muy cerca del límite con la región de Coquimbo, entre el sector de Punta Colorada e Incahuasi, hacia la costa.

Éste último ya cuenta con Resolución de Calificación Ambiental (RCA) aprobada desde agosto de 2016. Según se señala en la página web del Servicio de Evaluación Ambiental, considera la explotación a rajo abierto de un yacimiento de minerales de hierro pertenecientes al Distrito Minero Pleito y su posterior beneficio en una planta móvil de chancado y concentración magnética seca, cuyo objetivo es la producción de granzas, finos y preconcentrado de mineral de hierro.

“La alta ley de hierro (%Fe) del yacimiento es la principal característica del mineral a explotar en el Distrito Minero Pleito. Se proyecta obtener una producción del orden de 42.000 t/mes de granzas y finos con una ley de hierro (%Fe) promedio, post beneficio, de 60%, y adicionalmente, del orden de 76.000 t/mes de preconcentrado con una ley de hierro (%Fe) promedio de 46%”, especifica el documento.

La inversión se estima en 6,5 millones de dólares y su vida útil sería de 4 años y 2 meses. Según detalló Archivaldo Ambler, gerente de personas y sustentabilidad de Compañía Minera del Pacífico (CMP), “debiera iniciar su producción a términos de este año, en un plan que considera abastecer a Romeral y adicionalmente entregar minerales directamente al puerto de Guayacán”.

El aumento de producción, indica,  debiera ser de unas 400 mil toneladas, aunque no se considera un incremento “sino que de algún modo Romeral tiene algunos suministros que los va a ir reemplazando, pero va a poder entregar esa porción de producción dentro de su volumen de producción de los próximos años”.

Se estima que dicha faena crearía entre 150 y 200 puestos de trabajo. Desde la compañía sostienen que continúan avanzando además en otras iniciativas de exploración, pero que se encuentran en etapas tempranas.

PUERTO CRUZ GRANDE

Pero sin lugar a dudas uno de los proyectos más importantes que CAP espera desarrollar en la región lo constituye el puerto Cruz Grande, que se emplazaría en el sector de Chungungo, en la comuna de La Higuera.

Cabe destacar que la terminal consiguió la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en enero de 2015, pero fue objeto de reclamaciones en el Comité de Ministros y los Tribunales Ambientales por parte del Movimiento en Defensa del Medio Ambiente de La Higuera (Modema) y Johannes JacobusHendrikus Van Dijk por su cercanía con la Reserva nacional Pingüino de Humboldt.

En la primera de estas instancias la reclamación fue acogida parcialmente. Luego recurrieron a los Tribunales Ambientales, donde fue rechazada por concluir que las observaciones ciudadanas al proyecto fueron debidamente consideradas.

Ahora habría sido acogido en la Corte Suprema, que es considerada la última instancia legal dentro de nuestro país, aunque estas organizaciones han planteado que recurrirían a organismos internacionales.

Precisamente la empresa estaría a la espera de que se resuelvan estas autorizaciones ambientales para poder iniciar obras, lo que según se indicódesde la firma, no espera que ocurra en los próximos 2 años. “CAP minería sigue cumpliendo etapas del proceso de aprobaciones y a la vez resguardando su cartera de inversiones ante la volatilidad del mercado, con el fin de lograr estabilidad y continuidad en el tiempo”, precisan.

Respecto de los plazos, Archivaldo Ambler especifica que “yo no me comprometería a dar fechas sobre el inicio de obras, porque el puerto tiene una autorización ambiental que no está completa y que puede durar a lo menos dos años y si es así, por lo mismo es necesario desarrollar una serie de estudios de ingeniería de detalle para poder ejecutar obras ya concretas. Presencia, actividad, podría darse en un plazo menor, pero hay varias etapas que es necesario cumplir todavía”, puntualizó.

Según se detalla en el EIA, el objetivo del proyecto es la construcción y operación de un puerto minero capaz de atender naves graneleras de hasta 300.000 DWT, cuyo propósito inicial es brindar los servicios de recepción, acopio y embarque de graneles minerales de hierro requeridos por el Proyecto Tofo y, eventualmente, por otros proyectos mineros interesados. La instalación portuaria permitirá el embarque de 13,5 millones de toneladas de minerales a granel al año.

Su vida útil se estima en 50 años y la fase de construcción se extendería por 24 meses. Requerirá una dotación aproximada de 380 personas, que durante la época peak de la construcción podría alcanzar hasta 600 personas. La fase de operación, en tanto, requerirá una dotación de aproximadamente 135 personas.

TÚNEL DE AGUA NEGRA

En los últimos meses han avanzado las tratativas para concretar la construcción de esta obra binacional de 13,9 kilómetros que se emplazará en la cordillera de Los Andes, en el valle de Elqui, y que buscará establecer un corredor bioceánico desde Porto Alegre, en Brasil, pasando por Argentina, hasta la región de Coquimbo. Fueron 29 las empresas que presentaron su documentación para el proceso de precalificación y se espera que en septiembre se conozca cuáles de ellas cumplirán con los requisitos para que sean invitadas a presentar sus ofertas a la licitación. Con todo ello se estima que las obras podrían iniciarse a fines de 2018 o principios de 2019 y tendrían una duración de entre 8 y 10 años.

Esto potenciaría el intercambio comercial desde el otro lado de la cordillera hasta la zona, pues la alternativa portuaria que les proporcionaría la región es muy bien vista, sobre todo por parte de los trasandinos.

Por ello, en las reuniones entre ambas naciones se ha conversado sobre la opción de nuevas terminales portuarias, una de ellas Cruz Grande.

Sobre si miran con interés esta iniciativa binacional, desde la firma reconocen que “parte de los lineamientos de CAP Minería es potenciar el desarrollo de las regiones donde operan sus faenas, por lo que en este punto el túnel de Agua Negra representa un impulso al desarrollo local en la región de Coquimbo, que requerirá infraestructura de este tipo. CAP Minería espera participar con infraestructura para este futuro desarrollo”.

En ese sentido, Ambler  sostiene que han estado participando en los comités del corredor bioceánico de la región de Coquimbo y Atacama, como consecuencia del interés que existe respecto de las infraestructuras portuarias que poseen. “De hecho, los puertos que se han considerado en este minuto son Guayacán y Las Losas, en Atacama, y estamos proponiendo también que Cruz Grande sea considerado como un puerto en el evento de que el volumen de material que es necesario embarcar supere lo que es posible mover a través de los puertos existentes. Así es que estamos conectados de algún modo con las acciones o con las instituciones que están desarrollando a nivel del Estado las relaciones a través de los gobiernos”.

El EIA de Cruz Grande, eso sí, tiene autorización sólo para el embarque de mineral de hierro. Archivaldo Ambler manifiesta que por el momento este proyecto mantiene su idea original, pero reconoce que no descartan analizar posibles modificaciones en el futuro. “Técnicamente estamos analizando algunas opciones que nos permitan eventualmente, si se da la viabilidad técnica, la viabilidad ambiental, el poder despachar o embarcar otro tipo de materiales”, dice.

Asimismo, agrega que obviamente ven con buenos ojos Agua Negra, “de hecho, del mismo modo estamos analizando opciones de reconvertir el puerto de Guayacán si es que la necesidad y el volumen de material que sea necesario embarcar cumple las condiciones y podamos disponer de los permisos”, especifica.

“No podemos dejar de analizar el embarque de otros productos, siempre cumpliendo con lo establecido por la autoridad ambiental y solicitando los permisos necesarios. Actualmente, CAP Minería ofrece servicios de embarque en otros puertos, por ejemplo, Punta Totoralillo en Caldera”, indica la compañía.

MUELLE DE PESCADORES

El Día se dirigió hasta el sector de Chungungo, en La Higuera, para constatar el conocimiento que existe de esta iniciativa entre la comunidad.

En el sector costero de La Dársena conversamos con algunos pescadores quienes señalaron que efectivamente saben que CAP tiene en carpeta el proyecto Cruz Grande y que no habría mayores objeciones de su parte, toda vez que entienden que esos espacios son propiedad de la compañía desde los tiempos de El Tofo.

Pero comentan además que han estado en tratativas pues hace mucho tiempo esperan concretar un muelle en ese lugar que les permita desarrollar de mejor manera sus labores. Hoy se les ha permitido trabajar efectivamente en La Dársena, pero esta iniciativa les posibilitaría mejorar sus condiciones actuales, por lo que esperaban que CAP les cediera parte de los terrenos, condición para poder postular a recursos del Estado.

Consultado, Ambler dice que efectivamente La Dársena no está considerado dentro de ningún proyecto de la compañía, que ya resolvió entregar el borde oriente para uso de los pescadores y para fondeadero de sus naves. “Eso ya está aprobado por nuestro directorio y hay un proceso de subdivisión de un predio que está en proceso de inscripción en el Conservador de Bienes Raíces para ser traspasado a la Dirección de Obras Portuarias. Tras esta inscripción se va a proceder al traspaso de la titularidad del terreno, pues tiene que ser un terreno fiscal para que se puedan aplicar recursos, de hecho el proyecto estaría bastante avanzado”, indicó.

Sólo restaría entonces el término de esta documentación para que puedan dar el vamos a estas mejoras.

En Chungungo, en tanto, también dicen tener conocimiento de Cruz Grande, pero no de sus avances y plazos. La presidenta de la junta de vecinos N° 18 de la localidad, Carmen Castillo, plantea que en general se ve con buenos ojos, sobre todo por las opciones de trabajo que se podrían dar para los habitantes, muchos de los cuales hoy tienen que trasladarse a otros lugares para poder desempeñarse.

“El tema de trabajo acá está malísimo, no hay. Yo tengo mis hijos grandes, con estudios y acá están. Entonces, si se llegan a instalar ojalá nos tomen en cuenta también a nosotros como pobladores”, manifiesta.

En eso coincide también Paulino Castillo, presidente de la junta de vecinos N°2 de Chungungo, quien dice que hoy existe una migración importante hacia la minería del norte y al trabajo en el huiro. Espera también que pueda servir para otros aspectos como el arreglo de caminos, que quedaron muy arruinados con las últimas lluvias. “Los caminos están muy malos y ojalá que el inicio de las obras pueda generar que se arreglen las vías”, puntualizó.

Diario El Dia

TOP